El presidente Donald Trump, originalmente marginó a Reino Unido e Irlanda de las prohibición de 30 días a los viajeros provenientes de Europa que se inició a la medianoche del viernes.