En una carta al Departamento de Transporte solicitando la medida, el Departamento de Seguridad Interior dijo que “las condiciones en Venezuela amenazan la seguridad de los pasajeros, las aeronaves, y las tripulaciones que viajan hacia o desde ese país”.