El secretario de Defensa en funciones de EE.UU., Patrick Shanahan, ha aprobado este lunes el envío de unos 1.000 militares a Oriente Medio con propósitos “defensivos” para hacer frente a las “amenazas” de Irán contra intereses estadounidenses.

“Los recientes ataques de Irán prueban la fidedigna y creíble (información de) inteligencia que hemos recibido sobre el comportamiento hostil de fuerzas iraníes y sus grupos que amenazan al personal y los intereses de EE.UU. en la región”, ha dicho en un comunicado Shahanan.

El jefe del Pentágono ha aseverado que este aumento de tropas en la región, donde Estados Unidos ya tiene desplegados unos 20.000 militares, tiene “propósitos defensivos” y ha insistido que “EE.UU. no busca un conflicto con Irán”.