Clave para conjugar sostenibilidad y desarrollo de las zonas rurales

La Comisión Europea se ha marcado un objetivo claro para el año 2030: que el 25% de la superficie agraria esté en producción ecológica, una meta que para Ecovalia “es una estrategia en la que el medio ambiente y el desarrollo económico de las zonas rurales es una realidad perfectamente compatible”.

Ecovalia considera positiva la apuesta de la Comisión Europea por la producción ecológica como unas de las herramientas fundamentales para desarrollar la Estrategia de Biodiversidad 2030, estrategia que situaciones como la pandemia actual han convertido en una cuestión ineludible.

En esta línea, la asociación profesional española de la producción ecológica lanza la campaña + Eco, + PAC, + Desarrollo rural mediante la cual pone en valor la aportación de los productores ecológicos al medio ambiente y al desarrollo rural y cómo la PAC les ha ayudado en este esfuerzo.

La asociación profesional española de la producción ecológica señala que el liderazgo de España en producción ecológica, con 2.246.475 hectáreas, y las aportaciones de este sector al medio ambiente, así como al desarrollo rural son cuestiones que deben de ser tenidas en cuenta a la hora de plantear la nueva PAC y que sitúan a nuestro país en una posición destacada para alcanzar los objetivos del Green Deal con los que la Comisión Europea busca una PAC con mayor ambición ambiental.

El ingeniero agrónomo y secretario general de Ecovalia, Diego Granado, asegura que “la acción por el clima no está reñida con el desarrollo rural; el sector de la producción ecológica en España no es abandono, al contrario, es un sector profesional, de vanguardia, que aporta valor añadido, cuida del medio ambiente y de la salud de los ciudadanos y crea empleo en las zonas rurales, un hecho confirmado por la Comisión Europea, que afirma que la producción ecológica genera un 20% más de mano de obra”.

El nuevo Reglamento Europeo de la producción ecológica 2018/848 incluye que la PAC debe adoptar medidas financieras para el desarrollo de este sistema productivo pare el cual como se ha mencionado se ha fijado el objetivo del 25%.

Además de cumplir con los objetivos medioambientales, la producción ecológica ha desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de las zonas rurales, en aspectos tales como: generación de empleo; incorporación de jóvenes; lucha contra el despoblamiento; así como en una mayor presencia de la mujer en el ámbito agrario, de ahí que haya sido un elemento importante en las políticas del segundo pilar.

Granado concluye que desde Ecovalia “consideramos que en el Green Deal se reconoce el papel que ha jugado y debe seguir jugando la producción ecológica en el desarrollo rural. Este ha sido clave en muchas de nuestras comarcas, por lo que la respuesta global que la producción ecológica da a los retos ambientales, sociales y económicos de nuestras zonas rurales debe seguir siendo impulsada con un presupuesto adecuado a los retos que nos hemos marcado en Europa”.