por José Ramón Padrón, Country Manager de SiteGround en España

— 2020 pasará a la historia como un año convulso de epidemia y cambios en el mercado laboral. Lo cierto es que estos cambios han cogido desprevenidos a muchos directivos y directivas, y les han obligado a improvisar medidas que de otro modo y con más tiempo para su preparación, hubiesen sido más efectivos.

Uno de los principales cambios ha sido la irrupción del teletrabajo. ¿Qué medidas básicas ha de seguir una empresa para poner en marcha un esquema productivo de teletrabajo?

  • Facilitar a sus empleados el equipo necesario, evitando trabajar desde equipos personales por razones obvias de seguridad y privacidad.
  • Puesta en marcha de herramientas ofimáticas y de comunicaciones que permitan el trabajo colaborativo. Las herramientas en la nube se hacen imprescindibles.
  • Facilitar un entorno seguro, VPN, antivirus, herramientas actualizadas hasta la última versión. Plan de riesgos de seguridad. Formación específica en sedguridad para empleados,
  • Lo más importante y difícil al mismo tiempo para empresas de carácter presencial: Cambiar a un sistema productivo basado en proyectos y tareas cuantificables, y no en el tiempo que pasan delante de la pantalla. Es un cambio profundo y tiene implicaciones en todas las áreas, desde cómo se gestionan las reuniones, cómo se planifica la producción, qué perfiles de personas se contratan, o cómo se evalúa el rendimiento de cada empleado o empleada, entre otros.

Desde el punto de vista de los empleados y empleadas, siempre pensando en la productividad y la salud:

  • Espacio propio para trabajar si es posible. Luz adecuada, lejos de ruidos, comodidad.
  • Establece tiempos de conexión al trabajo y de desconexión. Bueno para nuestra salud mental y productividad.
  • Evita el aislamiento manteniendo conversaciones con otras personas a través de los canales adecuados, ya sean compañeros de trabajo o de tu ámbito personal.
  • Pausas para despejarte, comer o beber algo, breves desconexiones que nos permiten volver con fuerza a nuestro cometido.
  • Evita la vida sedentaria, toma tu tiempo para hacer deporte o pasear, tu mente lo agradecerá.

No solo ha ocurrido la irrupción del teletrabajo. El cierre de la actividad presencial debido al confinamiento produjo un aumento de la actividad en e-Commerce sin precedentes. Desde SiteGround, como proveedor de alojamiento web y e-Commerce con más de 2,5MM de clientes en todo el mundo, observamos este crecimiento imparable desde marzo de 2020. Recomendamos una serie de consejos y buenas prácticas para los que se inician en e-Commerce:

  • Recomendamos CMSs como WooCommerce, que te dan libertad para crear tu tienda y no depender de términos de servicio que puedan perjudicarte a medio plazo como ocurre en otras plataformas.
  • Escoge un buen proveedor de servicios de hosting gestionado con herramientas para asegurar una buena velocidad y seguridad, esto favorecerá a tu posicionamiento en buscadores.
  • Menos es más, diseños claros y sencillos, llamadas a la acción directas.
  • Introduce información sobre tu empresa y empleados, servicio de atención al cliente, así como tiempos de envío y precios absolutamente claros para aumentar la confianza de tus clientes en tu tienda online.

Cada empresa es un caso único y tiene que abordar situaciones de partida diferentes. Lo que sí es común para todos es el mercado, con nuevos hábitos de compra, más público online, y las posibilidades que nos ofrece el teletrabajo para transformar nuestra empresa en positivo.

José Ramón Padrón, Country Manager de SiteGround en España