Durante los meses de julio y agosto han  fallecido en las carreteras españolas 253 personas, 27 víctimas mortales más que en el mismo periodo del año pasado, lo que representa un incremento del 12%, con datos provisionales, contabilizados a 24 horas y referidos solo a accidentes ocurridos en vías interurbanas.

 – Respecto del verano de 2015, las Comunidades Autónomas que han tenido aumento del número de víctimas mortales han sido: Comunitat Valenciana (+12), Illes Balears (+8), Aragón y Asturias (+5), Castilla-La Mancha y Comunidad de Madrid (+4), Galicia y Castilla y León (+3), Región de Murcia (+2), Extremadura y La Rioja (+1).

La mayoría de las víctimas mortales han fallecido en vías secundarias (78% del total de fallecidos). Respecto de 2015 aumenta el número de víctimas mortales entre los usuarios de bicicletas, motocicletas, turismos y camiones.

La edad media de los turismos en los que se desplazaban las víctimas mortales fue 13,4 (superior a los 11,4 de los vehículos de las víctimas mortales en 2015).

El 31% de las víctimas mortales han ocurrido en tramos peligrosos de vía secundaria identificados como tramos INVIVE (para especial vigilancia de la velocidad).

Estos datos cabe integrarlos en un contexto donde se han registrado: tanto un mayor número de turistas (+9,3% respecto julio de 2015. Datos: Encuesta Frontur difundida por el INE), como un mayor número de desplazamientos de largo recorrido, casi un +5%.

El número de accidentes mortales ha sido de 230, 29 más que en el  verano anterior. En el caso de los heridos que han requerido ingreso hospitalario, han sido 1.136.

En concreto, en julio se produjeron 113 accidentes mortales en los que fallecieron 123 personas, seis más que en julio del año pasado. Asimismo, en el mes de agosto se registraron 117  accidentes en los que perdieron la vida 130 personas, 17 más que en agosto de 2015.