El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este viernes la reactivación de las órdenes de captura contra los miembros de los negociadores de paz de la guerrilla del ELN por el atentado terrorista del jueves en Bogotá y ha pedido a Cuba, sede de los diálogos, que las haga efectivas.

En una alocución al país, Duque añadió: “Esto significa la terminación inmediata de todos los beneficios otorgados a ellos en el pasado por el Estado y la activación de las circulares rojas de la Interpol”, ha agregado el presidente en un mensaje en cadena nacional.

Duque tomó esta decisión después de analizar con el Consejo de Seguridad Nacional y “con líderes de la comunidad internacional” la situación generada en el país por el atentado con una camioneta bomba contra la Escuela de Cadetes de la Policía que el jueves dejó 21 muertos incluido el atacante y 68 heridos.

El ataque fue atribuido este viernes  por el ministro de Defensa, Guillermo Botero, y el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, al ELN del que, según aseguraron, formaba parte José Aldemar Rojas Rodríguez, identificado como el autor material de la matanza al conducir la camioneta con 80 kilos de pentolita que penetró en la escuela.