Dos jóvenes gallegos se encuentran entre las víctimas mortales de la cadena de atentados en Sri Lanka, según informa TVE, añadiendo que personal de la Embajada de España en Nueva Delhi desplazado a la zona ha podido confirmar los fallecimientos y que están realizando gestiones para obtener los certificados oficiales por parte de las autoridades del país asiático.

Aunque Exteriores no ha confirmado las identidades, el alcalde de la localidad pontevedresa de Pontecesures, José Manuel Vidal, ha asegurado a varios medios que una de las víctimas, María González Vicente, de 32 años, era vecina del municipio y que había ido a visitar a su novio, Alberto Chaves, de 31 y originario de Rianxo, quien trabajaba en la India en una filial de la empresa Profand, dedicada a productos congelados del mar.

La pareja se encontraba de vacaciones en Sri Lanka cuando fue sorprendida por los atentados.