“El Plan Europeo de Inversión Estratégica no es una cura milagrosa. Pero si alguien tiene ideas para superar la crisis económica de un golpe, que se levante, por favor”, dijo el martes el presidente del Consejo, Donald Tusk durante el debate sobre los resultados del Consejo Europeo de diciembre. Tusk y los eurodiputados también abordaron la evasión de impuestos y, con motivo de los atentados de París, la seguridad y el registro de datos de los pasajeros

 

Donald TuskEl presidente Tusk pidió al Parlamento su apoyo para asegurar que el “Plan Juncker” pueda ponerse en marcha en junio. Además se comprometió a avanzar en la lucha contra la evasión de impuestos y la planificación fiscal agresiva, que consideró “un problema de equidad y justicia social”. Señaló asimismo que el dosier sobre el registro de los nombres de los pasajeros (PNR) es “difícil y delicado”, en referencia a la necesidad de un equilibrio entre seguridad y libertad. En este sentido, abogó por establecer un único sistema PNR en Europa: “28 sistemas nacionales serían una colcha de retales con sus agujeros. Interferirían con la privacidad de los ciudadanos pero no protegerían adecuadamente su seguridad”, dijo Tusk.