Un día “de ira popular” en el que se manifestaron varias facciones políticas palestinas después de una reunión de coordinación en Gaza. Las protestas masivas, se ha señalado, tendrá lugar el 1 de julio.