Doce países de la Organización de Estados Americanos (OEA) han resucitado un mecanismo de defensa mutua que podría abrir la puerta a una intervención militar en Venezuela. Se trata del TIAR, el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca.

Argumentan que la crisis en Venezuela representa una clara amenaza para la paz y la seguridad. Colombia volvió a denunciar el apoyo de Maduro a los exlíderes de las FARC que han retomado las armas.

En la segunda quincena de septiembre, los ministros de Exteriores de los firmantes del TIAR se reunirán para decidir qué medidas tomas contra Venezuela. Esas medidas podrían incluir una ruptura de relaciones diplomáticas e incluso un bloqueo aéreo y marítimo. La posibilidad más agresiva que incluye es el tratado es el “empleo de la fuerza armada”.

El Gobierno de Nicolás Maduro ha calificado de “infame” la activación del tratado.