Entre 2009 y 2016 se han reducido en España los consumos esporádicos habituales y problemáticos de las principales drogas, se ha retrasado la edad de inicio de consumo y se ha aumentado la percepción de riesgo.

Estos resultados forman parte de la evaluación del cumplimiento de objetivos de la Estrategia Nacional sobre Drogas 2009-2016, que ha presentado el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, acompañado del delegado del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, Francisco Babín.

En este sentido, el secretario de Estado ha agradecido el trabajo de todas las Administraciones Públicas, corporaciones locales, Comunidades Autónomas, Administración de Justicia, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y entidades del Tercer Sector de Acción Social en esta lucha constante y permanente en favor de la salud.

La mejora en los indicadores fundamentales del consumo de drogas en España, según ha advertido Mario Garcés, no debe minimizar problemas pendientes como el aún alto consumo de alcohol y cannabis por parte de los menores, cuya reducción seguirá siendo prioritaria en las Estrategias de sensibilización, prevención y control del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En cuanto a datos de consumo y percepción de riesgo entre 2009-2016,  destaca la reducción del porcentaje de personas de 15 a 64 años que afirma haber consumido drogas  tanto alguna vez en su vida como en el último mes. Quienes han consumido alcohol alguna vez en la vida (consumo ocasional) bajan del 94,2 al 93,5% de la población, la disminución es del 32,1 al 31,5 en el caso del cannabis y del 10,2 al 8,9% para la cocaína. En el indicador referido al último mes (consumo habitual), el porcentaje de consumidores ha disminuido del 63,3 al 62,1% en el caso del alcohol; del 7,6 al 7,3 para el cannabis y del 1,2 al 0,9 para la cocaína.