Varias fuentes hablan de una petición de rescate de un millón de dólares

Cinco sacerdotes católicos, dos de ellos franceses, dos monjas y tres laicos son las víctimas de un nuevo episodio de violencia en Haití. La noticia fue anunciada por la Conferencia Episcopal local, destacando que los secuestradores exigían una suma de un millón de dólares por su liberación. El grupo viajaba por la zona al noreste de la capital, Puerto Príncipe, cuando se produjo el ataque. El Secretario General de la Conferencia de Religiosos Haitianos (CRH), el Padre Gilbert Peltrop, dio a conocer en un comunicado los nombres de las diez personas secuestradas. Los siete religiosos son el padre Evens Joseph, el padre Michel Briand (de nacionalidad francesa), el padre Jean Nicaisse Milien, el padre Joël Thomas, el padre Hugues Baptiste, la hermana Anne Marie Dorcélus y la hermana Agnès Bordeau (también francesa). Les acompañaron tres miembros de la familia del padre Arnel Joseph: su madre, Oxane Dorcélus; su hermana, Lovely Joseph; y su padrino, Welder Joly.