Los Diálogos se retomarán en septiembre

El Observatorio Empresarial para la Consecución de la Agenda 2030 (OECA), promovido por CEA con la colaboración de Unicaja Banco, ha organizado hoy un debate sobre la “Colaboración público privada para la eficaz localización de los ODS” en el marco de la segunda convocatoria de los Diálogos OECA.

En este encuentro virtual han participado el presidente de CEA, Javier González de Lara; la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, el consejero de UN Global Compact Cities  Programme, Javier Cortés; el director del Área del RR CC de Unicaja Banco, José María López, y el director de OECA, Manuel Bellido, organizador y moderador del debate.

Los participantes en este segundo debate de los Diálogos de OECA han destacado su compromiso y adhesión a los ODS y en concreto al 17 dedicado a las alianzas, tan necesarias no sólo en las relaciones multilaterales sino también en la constante comunicación y correspondencia entre el mundo de la empresa y de la Administración pública, cuya máxima concreción es la colaboración público privada.

El presidente de CEA en su intervención valoró positivamente esta colaboración público privada como “un instrumento de gestión necesario y eficaz, porque por sí mismo promueve la alianza y la colaboración”. “Es un procedimiento -dijo- que detecta una necesidad social y el Estado busca una solución para dar una respuesta a esa necesidad, una respuesta que ha de ser además equitativa”. En esta línea,  manifestó su satisfacción por compartir este encuentro con la consejera de Fomento porque “en su ámbito competencial es uno de los sectores donde mejor se aprecia la eficacia de esta cooperación”.

Asimismo, explicó que normalmente en la colaboración público privada “hablamos de financiación y tiene su lógica; pero también podemos hablar de innovación, de investigación conjunta, de prestación de servicios”. Pero como todo lo que tiene que ver con el Estado “está sometido al derecho público, y aquí es donde empiezan algunos inconvenientes”.

 “Es cierto -señaló- que tiene que existir la seguridad jurídica, pero también que la alianza público privada debe tener más empatía en sus relaciones”, por lo que concluyó que la colaboración público privada es “una medida muy eficaz, pero que lo sería aún más si se eliminasen obstáculos, si pudiéramos hacer normas que no estuviesen sólo pensadas para evitar casuísticas, sino para favorecer proyectos”.

En su intervención, la consejera de Fomento refrendó el compromiso del Gobierno Andaluz con la Agenda 2030 y con sus objetivos de desarrollo sostenible. “Andalucía –dijo- se enfrenta a retos como la desertización, el uso responsable de los recursos hídricos o la necesidad de acometer infraestructuras medioambientalmente sostenibles”.

Recordó que los presupuestos de la Junta incorporan desde este mismo año 2020 un programa de impacto de la huella ecológica, que calificó como “nuestro sello verde, que busca que todas las actuaciones que se desarrollen sean sostenibles”.

La consejera destacó la importancia de contar con la colaboración público privada y remarcó que en esa línea va el recién aprobado Plan Vive en Andalucía, que persigue “relanzar la construcción de viviendas asequibles, tanto en venta como en alquiler”. Como ejemplo de esta colaboración pública-privada ya en marcha, citó el proyecto piloto por el que se impulsará “la promoción de vivienda nueva a precio asequible por la permuta de suelos públicos de AVRA por viviendas”.

En este contexto, el representante de la ONU dijo que “es fundamental construir en el largo plazo en torno a objetivos comunes sobre los que pueden colaborar lo público y lo privado”, y que son  “exactamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible de nuestra realidad más cercana y cotidiana”. Su logro “no será llave en mano,  la colaboración se basará en procesos sistemáticos de colaboración en torno a varios ejes fundamentales de transformación”.

Señaló que “primero habría que alcanzar un pacto con la ciudadanía que permita que sea protagonista y partícipe de la hoja de ruta del cambio de era de su territorio”; en segundo lugar, un refuerzo de “las capacidades de la Administración Local y de las empresas para operar en contextos que requieren integrar los desafíos de sostenibilidad del territorio en sus modelos estratégicos y de toma de decisiones”. En tercer lugar, “abordar los retos de largo plazo desde la co-creación del diseño de hojas de ruta del territorio, en las que en torno a las instituciones públicas responsables participen el resto de actores públicos y privados”.

Manuel Bellido al finalizar el acto, señaló que los Diálogos OECA se retomarán en septiembre, subrayando que el objetivo es seguir nutriendo de ideas y de buenas prácticas a la sociedad, que influyan en la toma de decisiones y repercutan en la opinión pública.