La cadena de supermercados cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas netas de entre 140 y 150 millones de euros, según un avance sobre sus resultados divulgado hoy, cuando faltan cuatro días para que expire el plazo de aceptación de la opa lanzada sobre la compañía.