Hoy se conmemora el Día Internacional de la Niña que este año se centra en las dificultades que enfrentan para su educación, formación e ingreso en el mercado laboral.

El lema de la conmemoración este año, “Con ellas: una generación de niñas preparadas”, busca capacitar a 600 millones de adolescentes ante su entrada a un mercado laboral que está sufriendo grandes transformaciones a causa de la innovación y la automatización.

“Necesitamos hacer un esfuerzo concertado para superar esos obstáculos que hacen que, por ejemplo, las mujeres sean menos del 30% de los graduados en tecnología de la información y las comunicaciones, y que ocupen menos del 30% de los puestos de investigación y desarrollo en todo el mundo”, dijo el titular de la ONU, Antonio Guterres.

Los estereotipos de género afectan negativamente a la educación de las niñas en las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas desde una edad temprana, ya a partir de la escuela primaria, y tienen el efecto devastador de hacerlas dudar de su propio potencial.

Guterres recordó que pese al elevado número de niñas escolarizadas “el más alto de la historia”, muchas no pueden lograr las habilidades necesarias para triunfar en la vida; por ese motivo, es necesario dotarlas de competencias clave como “la capacidad de razonamiento crítico, la creatividad y el alfabetismo digital”.

Otro factor crucial, asegura el Secretario General, es que tengan modelos de conducta que puedan emular, especialmente en las ciencias y otros ámbitos en los que la presencia de las mujeres es escasa.

El Secretario General recordó que recientemente ha puesto en marcha la campaña Juventud 2030 que busca potenciar el rol de los 1800 millones de jóvenes de todo el mundo.