Lyra McKee, una periodista de 29 años, perdió su vida por un tiro perdido en abril del año pasado en enfrentamientos en Londonderry entre policías y miembros del grupo terrorista disidente Nuevo IRA. Casi diez meses después, un hombre ha sido acusado formalmente de su asesinato.