Se trata del millonario Félicien Kabuga, considerado el principal financiador del genocidio de Ruanda de 1994

Félicien Kabuga, una de las figura más destacadas en el genocidio de Ruanda en 1994, fue detenido en París por las autoridades francesas como resultado de una investigación conjunta con el Mecanismo Residual Internacional de la ONU para Tribunales Penales.

Kabuga fue acusado por el Tribunal Penal Internacional de las Naciones Unidas para Ruanda en 1997 por siete cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad.

Como jefe del Comité Provisional del Fondo de Defensa Nacional desde aproximadamente el 25 de abril de 1994 hasta julio de 1994, Kabuga supuestamente ayudó a financiar el genocidio.

También fue presidente del Comité de Iniciativa de la en la emisora Radio Televisión Mil Colinas, cuyas transmisiones fueron utilizadas por extremistas hutus para incitar al odio contra los tutsis e identificar a las personas para su posterior asesinato.

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, ha acogido con satisfacción el arresto de uno de los fugitivos más buscados del mundo, dijo su portavoz en un comunicado.

“La aprensión de Kabuga envía un poderoso mensaje de que aquellos que supuestamente cometieron tales crímenes no pueden evadir la justicia y eventualmente serán responsables, incluso más de un cuarto de siglo después“, aseguró el portavoz.

“Los pensamientos del Secretario General están ante todo hoy con las víctimas de los presuntos crímenes de Kabuga, las víctimas de otros crímenes internacionales graves y sus familias. Poner fin a la impunidad es esencial para la paz, la seguridad y la justicia”, continuó la declaración de la ONU.