La policía británica sospecha que el hombre de 27 años mató a puñaladas a una persona e hirió gravemente a otras siete, en Birmingham, segunda ciudad más grande del Reino Unido.