Alek Minassian, detenido por el atropello masivo de peatones en una calle de Toronto,  ha sido imputado este martes por diez cargos de asesinato y 13 de intento de asesinato durante su primera comparecencia ante el juez.

Minassian, canadiense de 25 años, sin antecedentes ni vínculos conocidos con ninguna organización, conducía una furgoneta este lunes cuando se subió a la acera de una de las calles más transitadas de la ciudad y atropelló a la multitud que por allí paseaba.

Minassian fue detenido por un agente de policía, sin disparar un solo disparo, a un kilómetro del lugar del atropello. Las autoridades investigan los motivos que habrían llevado a Minassian a cometer el atropello, pero el Gobierno han descartado por el momento que se trate de un incidente terrorista.