Hace unos días, La India decretó la emergencia de salud pública debido a los altísimos niveles de polución que se estaban registrando en su capital, Nueva Delhi y en el área metropolitana, desde hace una semana. Este lunes la situación continua y ya se han desviado al menos 37 vuelos al Aeropuerto Internacional Indira Gandhi ante la fuerte polución registrada en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Nueva Delhi, que ha alcanzado niveles “inabarcables”, según han informado las autoridades aeroportuarias.

Las autoridades además están repartiendo máscaras antipolución a los ciudadanos y se están limitando la circulación de vehículos y la actividad en las fábricas. Por otra parte, los colegios también permanecen cerrados, en principio, hasta este martes 5 de noviembre.