El número de desempleados aumentó en 29.400 personas durante el primer trimestre del año, hasta situarse en los 3.796.100, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, la tasa de paro se sitúa en el 16,74%, lo que supone 20 centésimas más que en el trimestre anterior.

Por su parte, el número de ocupados disminuyó en 124.100 personas respecto al último trimestre de 2017, hasta totalizar 18.874.200 trabajadores. En términos desestacionalizados la variación trimestral es del 0,46%. El empleo ha crecido así en 435.900 personas (un 2,36%) en los 12 últimos meses.

El número de ocupados disminuyó en mayor medida que aumentó el de parados debido a que la población activa (personas que trabajan o buscan un empleo) se redujo en 94.700 personas, hasta situarse en 22.670.300, dejando la tasa de actividad en el 58,46%, su nivel más bajo de los últimos 12 años.

Por comunidades, las mayores bajadas del paro este trimestre se dan en Cataluña (20.600 parados menos), Canarias (–18.000) y Comunidad de Madrid (–10.300). Y los mayores aumentos en Illes Balears (28.000 más), Andalucía (15.100) y Región de Murcia (9.100). En términos anuales, las mayores reducciones del número de parados se producen en Cataluña (118.000 menos), Andalucía (–96.700) y Comunitat Valenciana (–66.200).

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro aumentan este trimestre en 31.300, hasta un total de 1.241.800. De ellos, 313.800 son unipersonales. Por su parte, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados desciende en 45.700, y se sitúa en 10.169.300. De ellos, 1.866.600 son unipersonales.