A solo tres kilómetros del centro de la localidad de Salvatierra, se ha descubierto un auténtico cementerio, lleno de fosas clandestinas en las que ya se han encontrado los cuerpos de al menos 59 personas asesinadas.