El sindicato de transportistas de mercancías peligrosas de Portugal ha desconvocado la huelga iniciada el pasado lunes, que llevó a declarar el estado de crisis energética en el país y fue incluso intervenida legalmente por el Gobierno. El fin de la huelga se ha decidido en una asamblea celebrada durante la tarde de este domingo en Aveiras da Cima, a las afueras de Lisboa, donde los transportistas han votado a favor de concluir el paro para sentarse a negociar con la patronal del sector, Antram.