Se ha liberado a 13 mujeres explotadas y se ha detenido a 16 personas a las que se les imputan los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en el marco de un Equipo Conjunto de Investigación formado por España, Italia y Rumanía y coordinado por Eurojust y Europol han desarticulado una organización internacional que explotaba a víctimas de nacionalidad rumana captadas mediante el método lover boy.

La organización, que manipulaba a sus víctimas mediante chantaje emocional y coacciones hasta convencerlas de que no podrían vivir sin sus captores, llegó a obtener un beneficio de más de 5.000.000 de euros. Una vez engañadas con falsas relaciones sentimentales, eran trasladadas a diferentes destinos de la Unión Europea como España, Italia, Reino Unido, Austria, Suiza, Alemania, Francia, Holanda y Eslovenia con el único propósito de que ejercieran la prostitución en clubes y pisos privados.