La ONU lanza la voz de alarma por el aumento de casos de violencia sexual en Sudán del Sur. Al menos 175 mujeres y niñas fueron violadas o víctimas de otros ataques entre septiembre, cuando se firmó el acuerdo de paz, y diciembre de 2018.

Entre las víctimas había 49 niñas, una de ellas de solo 8 años. Muchas de las víctimas se han escondido en zonas remotas a las que no se pude llegar por carretera por lo que se cree que el número real de ataques es mucho más alto.

Citando el testimonio de una de las víctimas, el portavoz de la oficina de derechos humanos explicó que muchas mujeres han sido violadas cuando iban a buscar leña, comida o agua, a menudo más de una vez.  El portavoz dijo que en el estado de Unity ha habido una “completa impunidad a lo largo de los años” por estos ataques.