Nueve destacados activistas de la Revolución de los Paraguas, que movilizó a miles de personas en 2014 para exigir avances democráticos en Hong Kong, fueron declarados este martes culpables de cargos como incitación, conspiración y alteración del orden público.

El Tribunal de Kowloon Oeste ha encontrado a Benny Tai, Chan Kin-man, Chu Yiu-ming, Tanya Chan, Shiu Ka-chun, Raphael Wong, Tommy Cheung, Eason Chung y Lee Wing-tat culpables de delitos como “causar disturbios a través de la obstrucción ilícita de lugares públicos” e “incitar y movilizar a manifestantes” a alterar el orden público cuando comenzaron las protestas, que duraron 79 días.

Según la corte, el objetivo de los activistas era “obligar a las autoridades a responder a sus demandas políticas” y se enfrentan por ello a sentencias de hasta siete años de prisión por cada cargo, aunque todavía no se ha impuesto una pena.