La Organización Mundial de la Salud pidió a todos los ciudadanos que piensen en sus elecciones diarias sobre el COVID-19 como “decisiones de vida o muerte” y apeló a la responsabilidad individual para acabar con la pandemia.

El director de la Organización, el doctor Tedros Adhanon Gebreyesus, recordó que mientras el virus siga circulando todos estaremos en riesgo.

“Se trata de tomar buenas decisiones. Estamos pidiendo a todos que tomen las decisiones sobre dónde ir, qué hacer y a quién ver como si fueran decisiones de vida o muerte; porque lo son. Puede no ser tu vida, pero tu elección puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de alguien a quien amas o de un completo extraño.”

El director informó que en las últimas dos semanas se han visto brotes asociados con clubes nocturnos y otras reuniones sociales, incluso en lugares donde se había suprimido la transmisión.

“Si usted como individuo tiene la oportunidad de evitar ir a un club nocturno, tal vez no debería hacerlo. Tienden a ser las zonas rojas de transmisión ahora mismo. La solución tampoco es cerrarlos todos, pero tenemos que abordar esto con datos, para saber dónde está el virus, dónde están las oportunidades del virus para trasmitirse. Si está sucediendo en ciertos lugares, tal vez sea necesario cerrarlos por un tiempo”, agregó durante su conferencia de prensa habitual la doctora Maria Van Kerkhove, líder técnica de la OMS.

Van Kerkhove aseguró que cada persona tiene una decisión individual de pensar “si hace algo o va a alguna parte”.

“Hay muchas cosas que las personas quieren hacer ahora, que queremos hacer nosotros también, pero no son cosas necesarias para mantener a nuestra familia viva y sana. Tenemos que hacer algunos sacrificios por los trabajadores esenciales que se ponen en riesgo cada día para ayudar a los negocios a sobrevivir, y por los trabajadores de salud. Tenemos todos un papel que cumplir y tomar decisiones basadas en el riesgo”, añadió.

Preguntados por los rebrotes en España, los especialistas dijeron que son algo esperado tras levantar un confinamiento y que lo importante es reaccionar rápido para identificar los casos, aislar a los contactos y actuar con precisión, evitando restricciones masivas para la población.

“Los países que salen de confinamientos, incluso con niveles bajos de la enfermedad, experimentarán casos y grupos de casos de la enfermedad. España ha reaccionado rápido y bien y la incidencia es baja. Pero aún así tenemos que lidiar con algunos grupos de casos”, explicó Michael Ryan, el director de emergencias de la OMS.