Este domingo, en la capital de Bielorrusia pedían la renuncia de Lukashenko

Los manifestantes, más de 100.000 según la agencia rusa Interfax, también clamaban por la libertad de cientos de detenidos en manifestaciones pasadas que aún siguen bajo control de las autoridades. Decenas de personas han sido arrestadas. Los manifestantes pedían la renuncia del presidente, Alexandr Lukashenko, al que acusan de haber orquestado un pucherazo en las elecciones del pasado 9 de agosto.

El pasado viernes, el Gobierno bielorruso revocó las credenciales de los medios de comunicación extranjeros, entorpeciendo la cobertura de lo que está ocurriendo. También quiere que Polonia y Lituania reduzcan la presencia de sus diplomáticos en Bielorrusia.

Hace unos días, la Unión Europea impuso sanciones a Bielorrusia, pero excluyó a Lukashenko para dar una oportunidad al diálogo.