Exigen la dimisión del primer ministro, quien domina la política búlgara desde 2009

Decenas de personas resultaron heridas este miércoles (02.09.2020) durante una violenta manifestación ante el Parlamento de Bulgaria para exigir la dimisión del gobierno del primer ministro, el populista conservador, Boiko Borisov, acusado de corrupción.

Según las autoridades, una veintena de policías resultaron heridos y otra decena de personas fueron hospitalizadas por irritaciones en los ojos y problemas respiratorios por el gas lacrimógeno usado por los agentes. Según las últimas informaciones oficiales, 35 personas fueron detenidas durante los disturbios.

Los manifestantes lanzaron huevos, piedras y tomates contra los agentes, en medio de gritos como “dimisión” y “mafia”. Además, intentaron bloquear el acceso al Parlamento que celebró hoy su primera sesión tras las vacaciones de verano.

Las fuerzas antidisturbios, que acudieron al centro de la capital con miles de efectivos, recurrieron a gases lacrimógenos para repeler a los manifestantes y permitir así el acceso de los diputados al Parlamento. 

El centro de Sofía vive desde hace 56 días protestas contra el gobierno y la fiscalía general de Bulgaria, acusados de ser cercanos a la oligarquía económica del país balcánico, el más pobre de la Unión Europea.

Si bien las protestas suceden desde el pasado 9 de julio, la manifestación del miércoles fue más amplia de lo habitual, pues los organizadores parecen haber logrado movilizar a ciudadanos de otras partes del país que acudieron a la capital.