Al menos 63 personas han muerto y 182 han resultado heridas tras un atentado suicida con explosivos en una boda en Kabul, Afganistán, según ha informado el ministro del Interior del país. 

La autoría del atentado, que ha tenido lugar a hacia las 22.40 del sábado (18.10 GMT), ha sido reconocida por el grupo yihadista DAESH, después de que los talibanes se desvincularan del ataque a través de las redes sociales. 

“El Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) condena firmemente la explosión dirigida contra civiles en un hotel de la ciudad de Kabul. Este tipo de actos deliberadamente barbáricos contra civiles, incluyendo mujeres y niños, están prohibidos y son injustificables”, dijo el portavoz de la formación insurgente, Zabihullah Mujahid.