El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha defendido en el Consejo Informal de Ministros de Transporte que se celebra en Tallín aumentar la cuantía de las subvenciones del llamado “mecanismo Conectar Europa”, Connecting Europe Facility en inglés (CEF). En concreto, el ministro ha defendido que en la nueva financiación comunitaria España esté bien posicionada para poder afrontar la culminación de la red básica de transportes, que incluye carreteras y ferrocarril, en 2030.

El titular de Fomento ha manifestado su apoyo al mecanismo CEF, utilizado desde el año 2014 en la financiación de proyectos, para el desarrollo de la Red Transeuropea de Transportes, que ha resultado un éxito para el impulso de los principales corredores.

De cara a la preparación del próximo marco financiero más allá de 2020, De la Serna ha pedido continuar haciendo uso de dicho mecanismo, dotando al CEF II de un presupuesto de subvenciones suficientes para acometer el trabajo pendiente que permita completar la denominada red básica en 2030 en base a las necesidades detectadas por los estados miembros.

Por otra parte, el ministro ha respaldado que se siga potenciando el uso de instrumentos financieros innovadores para la ejecución de la red.

La previsión financiera de España para finalizar la red básica en nuestro país en 2030 es de 50.000 millones de euros, un 10% de lo estimado para el total de la red básica en la Unión Europa.

A ello se une además la financiación adicional que España recibe de otros organismos europeos. Un ejemplo de ellos es la inversión adicional de 1.030 millones de euros que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha concedido recientemente a España para la construcción de la línea ferroviaria de alta velocidad “Y” vasca. Este préstamo es adicional a los 1.400 millones de euros ya desembolsados.

Durante su intervención en la primera sesión del Consejo Informal de Ministros de Transporte, De la Serna ha destacado además el protagonismo que España ha dado durante los últimos años al impulso del Corredor Mediterráneo y Atlántico.

Con respecto al Corredor Mediterráneo, se trata de una actuación que supera los 17.900 millones de euros, de los que ya se han ejecutado 13.676 millones. Por tanto, en estos momentos se está movilizando cerca de 4.200 millones de euros de inversión en distintos tramos del Corredor, lo que supone un importantísimo esfuerzo por parte del Ministerio de Fomento.

Asimismo, ha señalado la apuesta de Fomento para el desarrollo de los trabajos del Corredor Atlántico y ha subrayado que el modelo de corredor en España ha demostrado ser muy efectivo. En este punto, se ha referido también a la importancia de la figura de los coordinadores de los corredores ferroviarios. España cuenta desde hace meses con su propio coordinador del Corredor Mediterráneo, Juan Barios, quien mantiene una colaboración y diálogo permanente con las distintas comunidades autónomas, agentes sociales y económicos de los territorios por donde discurre esta infraestructura clave.

En este sentido, está previsto que en el marco del Consejo de Ministros de Transporte los coordinadores de los corredores presenten un manifiesto para impulsar el desarrollo de estas infraestructuras, que será apoyado por España.