Las labores de siega se engloban dentro del LIFE Paludicola

 A principios del mes de enero arrancaron unos trabajos de siega para controlar la vegetación dentro del humedal de la Marjal de Pego -Oliva, un espacio natural protegido situado en los términos municipales de Pego y Oliva, provincias de Alicante y de Valencia. Estas labores se realizan con una gran máquina anfibia, una especie de “tractor-acuático” que permite controlar la vegetación dentro de la laguna mediante la siega y evita así la colmatación de las mismas. El objetivo es cuidar el hábitat natural del carricerín cejudo que, al reconocer las condiciones óptimas de su hogar, descansará allí durante su paso migratorio por la península ibérica. Pero existen muchas ventajas de cuidar este humedal pues se favorece, a su vez, la presencia de otras aves acuáticas y palustres, así como de nuevas especies vegetales

El trabajo es minucioso y consigue abrir claros en las extensas masas de carrizal para mantener las lagunas en un inmejorable estado de conservación. En concreto, se siegan solo los sectores centrales de algunas praderas, respetando una banda de vegetación en la orilla con el fin de que reúna las diversas condiciones que exige el hábitat de esta especie tan amenazada. Para mantener el estado óptimo, existe también un trabajo de vigilancia continuo de técnicos del proyecto en las zonas de actuación. Los cálculos prevén que la máquina anfibia esté trabajando hasta mitad del mes de marzo, aunque dependerá de la cría de las aves.

Estas labores se realizan gracias a la colaboración de los técnicos de la Consellería, responsables de la gestión de estos espacios, con los que se mantienen fluidas reuniones. Esta estrecha colaboración entre administración pública y ONG supone la optimización de los recursos y un modelo a exportar a otros lugares de similares características.

Estas acciones para el cuidado del hábitat están incluidas en el proyecto LIFE Paludicola que tiene como objetivo frenar el descenso de las poblaciones del carricerín cejudo (Acrocephalus paludicola),

El Parque Natural de La Marjal de Pego-Oliva está incluido en listado del Convenio Ramsar, en el que figuran las principales zonas húmedas del mundo. La Marjal, también está incluida como zona Lugar de interés comunitario (L.I.C.) y Zona de especial protección para las aves (Zepa).

España se encuentra entre las principales rutas migratorias del carricerín cejudo y los ecosistemas que utiliza durante su migración son los humedales como la Marjal de Pego. Estos ecosistemas han ido desapareciendo por la acción humana en la mayoría de los casos y con ellos actividades tradicionales como el pastoreo extensivo que, con su actividad, favorecía un hábitat propicio para esta ave. La compra del equipamiento de siega anfibia para el proyecto LIFE Paludicola, asegura el mantenimiento de acciones de siega y gestión de la vegetación anualmente, aún después de la finalización del proyecto.

El proyecto abarca cuatro zonas húmedas de la Comunidad Valenciana. De norte a sur son el Parque Natural del Prat de Cabanes-Torreblanca, la Marjal dels Moros, el Parque Natural de l’Albufera de Valencia y el Parque Natural de la Marjal de Pego-Oliva. El propósito global del LIFE Paludicola es actuar en tres comunidades autónomas, donde previamente se ha detectado la presencia de la especie durante su viaje migratorio: Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana.

El proyecto se desarrolla con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad, del instrumento financiero LIFE de la Unión Europea, la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Torreblanca y la empresa Infertosa junto con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.