Al menos cuatro personas han muerto y dos más han resultado heridas de gravedad cuando una persona aún no identificada ha comenzado a disparar este martes en una zona de espera en un hospital de la ciudad de Ostrava, en el noreste de la República Checa, según informaron fuentes policiales.

Aunque el gobernador de la región, Ivo Vondrák, informó inicialmente de seis víctimas mortales, la Policía ha actualizado esa cifra a cuatro muertos y dos heridos graves.

El autor del ataque, que tuvo lugar sobre las 07.00 hora centro europea se dio a la fuga y es buscado por la Policía, que ha cerrado todos los accesos al campus de la Universidad de Ostrava, donde se encuentra el hospital.

Fuentes policiales señalaron que se está evacuando a cientos de personas de la zona.