Cuenta con una financiación de tres millones de euros y una duración de tres años que se extenderán hasta el 31 de agosto de 2022

La empresa Optimización Orientada a la Sostenibilidad S.L. (IDENER) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) presentarán en Sevilla, el próximo jueves 21 de noviembre a las 17,30 horas, el Proyecto europeo CEOMED, que a través del empleo de la economía circular buscará soluciones para la gestión de residuos orgánicos sólidos urbanos en los países mediterráneos. EL proyecto es coordinado por IDENER en el que participan dos centros del CSIC, el Instituto de la Grasa (IG), localizado en Sevilla, y el Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS), ubicado en Murcia. 

El proyecto, que comenzó su andadura el pasado mes de septiembre, contará con una financiación de tres millones cien mil euros, y una duración de tres años, hasta agosto de 2022. Junto a IDENER y los centros del CSIC, también participan como socios del Proyecto la Universidad de Nápoles Federico II, la Universidad Demócrito de Tracia, la Universidad de Jordania y el Centro de Biotecnología de Sfax. En total los socios provienen de cinco países distintos: España, Italia, Grecia, Jordania y Túnez. El proyecto desarrollará acciones concretas en Sfax (Túnez) y en Amman (Jordania).

En opinión de Fernando G. Fermoso, científico titular del CSIC, y Santiago Rodríguez, coordinador del proyecto, organizadores de la presentación en Sevilla, “CEOMED supondrá un refuerzo de las capacidades técnicas y operativas de los administradores públicos y las partes interesadas relevantes en términos de gestión y planificación de residuos municipales. La implementación del proyecto CEOMED y la generación de conocimiento en la gestión y valorización de residuos municipales tendrá un impacto positivo mediante la generación de puestos de trabajo técnico y científico en los cinco países socios”. 

Intercambio de conocimientos como método Explican los organizadores que la metodología de trabajo del Proyecto CEOMED será establecer una plataforma de comunicación para intercambiar conocimientos sobre las mejores prácticas de gestión de residuos dentro del área mediterránea, con el objetivo de planificar, implementar y controlar la gestión eficaz de residuos. Además, se aumentará el uso del tratamiento biológico para reducir la cantidad de residuos en vertederos. “Esto implica la recolección separada de la fracción orgánica de los residuos generados, la sensibilización de la opinión pública sobre la importancia de la gestión racional de los desechos. Por último, se evaluará la capacidad de absorción del mercado para el fertilizante y la energía generada para definir objetivos realistas para la difusión del proceso CEOMED”, puntualizó Fermoso. 

El Proyecto incluirá dos estudios de campo en las ciudades de Amman y Sfax, centrándose en los mercados mayoristas de frutas y verduras. Siguiendo un enfoque circular, la fracción orgánica de los desechos de los mercados será tratada mediante un proceso biológico (digestión anaeróbica) utilizando el digestato como fertilizante en los cultivos que proporcionan productos frescos a los mercados locales.