For-Women-in-Science-439x277Bajo el lema ‘El mundo necesita ciencia y la ciencia necesita mujeres’ se celebró ayer en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) el 15º aniversario del programa L’Oreal-UNESCO ‘For Women in Science’, con la entrega de la X edición de las Bolsas de Investigación 2015 y la presentación del manifiesto ‘Cambia las cifras’.

El acto, que arrancó con la intervención del presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, ha contado con la presencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes y con Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, quienes han apoyado públicamente el manifiesto.

El documento, firmado ya por más de 300 personalidades de todos los ámbitos defiende la necesidad de acortar las distancias entre hombres y mujeres en la ciencia y que la sociedad reconozca de forma pública la aportación de las científicas al progreso de la humanidad. Asimismo, quiere servir de impulso para dar un vuelco a las cifras, luchar contra prejuicios y abrir nuevas oportunidades para las mujeres.

Sus principales demandas se resumen en seis puntos: la necesidad de dar visibilidad a la labor de las científicas españolas y a su aportación clave para el avance de la ciencia y de la sociedad; dar a conocer su trabajo y que éste tenga mayor presencia en los medios de comunicación y otros foros. Además, reconocerlas en los premios científicos, en los que están infrarrepresentadas –sólo reciben el 18%–; favorecer su presencia en puestos de primer nivel en investigación –ocupan menos del 20% de los puestos directivos­­ en España–; ayudarlas para que puedan avanzar en su carrera investigadora, e incentivar las vocaciones científicas y el interés por la ciencia desde niñas.

Durante la ceremonia, en la que también ha intervenido la profesora vinculada ad honorem del CSIC Margarita Salas, también se ha hecho entrega de la X edición de las Bolsas de Investigación 2015, que dotan con 15.000 euros a cinco científicas españolas que desarrollan un proyecto de investigación en un laboratorio en España. A lo largo de la última década estas ayudas han apoyado a 47 científicas españolas concediéndoles ayudas por valor de 815.000 euros, alternando los campos de especialización de las becas entre las Ciencias de la Vida y las Ciencias de la Materia.

La investigadora del CSIC en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa” Marta Navarrete ha conseguido una de las bolsas por su trabajo sobre el papel que juegan los astrocitos –las células más abundantes del sistema nervioso central– en los procesos de memoria y aprendizaje. Asimismo han sido galardonadas Verónica Ayllón (especializada en leucemia infantil), María José Buzón (terapias para curar la infección por VIH), Laura Masgrau (utilización de nanopartículas para curar el cáncer colorrectal y María Mittlebrunn (biología molecular para luchar contra el envejecimiento).

En la actualidad, las mujeres solo constituyen el 30% de las personas que investigan en el mundo y únicamente han recibido el 3% de los Nobel de ciencias.