Más de 200.200 personas se encuentran desaparecidas por el devastador impacto del ciclón Idai en el sudeste de África, la mayoría de ellos en Mozambique y Zimbabue, países en los que ha tenido un efecto más devastador, según ha informado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

En un comunicado, el CICR ha señalado que los desaparecidos están registrados en una plataforma digital que ha abierto para ayudar a las familias a buscar a parientes de los que no hay rastro.

Sin embargo, advierte en el mismo comunicado, “este número es probable que aumente de forma significativa una vez se restablezcan los servicios en muchas comunidades sin electricidad y acceso a internet”.

El ciclón, que azotó a esos países la semana pasada, ha causado de momento cerca de 500 muertos de acuerdo con las cifras oficiales, aunque se temen muchos más a medida que los equipos de rescate puedan penetrar en zonas que llevan días bajo el agua.