Lo ha hecho en el paso de Bapska, donde han empezado a cruzar a territorio croata cientos de refugiados para proseguir su viaje hacia Europa Occidental, según informa la agencia EFE.

La apertura se produce depués de que esta semana más de 10.000 personas quedaran bloqueadas en el lado serbio en condiciones precarias que comprometían su supervivencia.

refugiados-3Los refugiados se habían protegido allí de la intensa lluvia con tiendas de campaña, lo más afortunados, o con chubasqueros de plástico, mantas y lonas, mientras esperaban pasar a territorio croata y continuar así su viaje al norte en dirección a Eslovenia, Austria y Alemania.

Los últimos cierres fronterizos y las restricciones de paso puestas en marcha por estos Estados balcánicos y por Hungría han provocado que los refugiados queden varados en tierra de nadie. La aglomeración de refugiados ha alcanzado un nivel crítico durante este fin de semana. ACNUR calcula que podría haber allí atrapadas entre 1.500 y 2.500 personas y que, en la actualidad, hay más de 10.000 inmigrantes y refugiados paralizados en Serbia, sin alimentos, ni abrigo debido a los cierres fronterizos.