En 2018, tres años después de la aprobación de la Agenda 2030, se han presentado numerosos informes que demuestran la buena acogida ofrecida por el sector privado a los Objetivos de Desarrollo Sostenibles propuestos por Naciones Unidas.

En este periodo de tiempo, algunas empresas han podido confirmar que los ODS brindan ventajas competitivas: desde la optimización de productividad de sus operaciones, generación de nuevas oportunidades de negocio hasta el refuerzo de las relaciones con sus grupos de interés.

El papel de las empresas es clave en la consecución de los retos 2030. Su aportación es fundamental en aspectos como la generación de riqueza en regiones en las que opera, la creación de empleo o la promoción de la igualdad de oportunidades e igualdad de género, entre muchas otras.

El informe del Pacto Mundial “Reporting 2017: comunicando el progreso” publicado este año, refleja que el 74% de las empresas de IBEX 35 ha publicado en su Memoria de Sostenibilidad de 2017 estar comprometidas con los ODS y más del 57% reportan haber realizado un análisis para identificar los ODS prioritarios y alinearlos con su estrategia empresarial.

Este informe también declara que los objetivos más apoyados por empresas españolas han sido el ODS 9 (Necesidad de construir infraestructuras resilientes y de promover la innovación), ODS 13 (Acción por el clima) y el ODS 8 (Trabajo decente y crecimiento económico).

Por contraposición, el ODS 6 (Disponibilidad de agua limpia y saneamiento para todos) es un objetivo poco apoyado por las empresas del índice bursátil español. Sin embargo, para Ferrovial, tras un proceso de análisis interno, lo identificó como estratégico en su apoyo a la Agenda 2030.

La compañía, como operador global de infraestructuras y gestor de servicios a ciudades, es consciente del papel relevante y necesario que tiene en la contribución de la Agenda 2030 y no desea quedarse en el mero papel de financiador, por el contrario, apuesta por ser un socio de ONGs en el ámbito de la cooperación internacional.

Por esa razón, desde el año 2008, Ferrovial desarrolla un programa de cooperación internacional denominado Infraestructuras Sociales cuyo propósito es la construcción de infraestructuras de agua potable y saneamiento en zonas vulnerables de África y América Latina. No solo aportamos financiación. A cada uno de los proyectos viajan voluntarios de la compañía que aplican sobre el terreno la experiencia acumulada por la compañía en la construcción de obras complejas, tecnología e innovación.

Hoy, tras 10 años de vida de esta iniciativa social, se han realizado 25 proyectos en África y América Latina en colaboración con ONGD y gobiernos locales que han cambiado la vida a 225.000 beneficiarios. En ellos han participado más de 100 voluntarios de la compañía y se han invertido seis millones de euros.

El programa de Infraestructuras Sociales ayuda a la sensibilización de los ODS dentro de la compañía y también refuerza el valorar el recurso hídrico, como un recurso escaso y preciado.

Ferrovial y todos sus empleados se reconocen parte de la Agenda 2030. La compañía, a través de las infraestructuras que desarrolla, puede transformar ciudades, conectar comunidades distanciadas, acortar distancias o cambiar rutinas de personas, en definitiva, modificar la calidad de vida del ciudadano. ¿No es lógico pensar que también es capaz de colaborar a corregir los desequilibrios globales e impulsar el crecimiento de comunidades vulnerables? La innovación social y el desarrollo de alianzas entre empresas, tercer sector y Administración Pública, son palancas importantes para alcanzar el reto de Ferrovial a 2030: “En 2030 no habrá nadie sin acceso a agua potable”.

Cristina Moral |Gerente de RSC de Ferrovial

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa