El PET-TC Cardíaco permite el diagnóstico de la endocarditis infecciosa

Creu Blanca, grupo de centros médicos especializados en prevención, diagnóstico y tratamiento de la salud, ha puesto en marcha una nueva área dentro de la Unidad de Medicina Nuclear gracias al PET-TC adquirido el año pasado: el área cardiológica.

Una de las aplicaciones más relevantes del PET-TC Cardíaco es que permite el diagnóstico de la endocarditis infecciosa en pacientes portadores de válvulas protésicas. Un diagnóstico difícil de conseguir con otras técnicas.

El PET-TC Cardíaco combina una técnica con gran sensibilidad para detectar actividad inflamatoria-infecciosa (PET) y una técnica con gran resolución anatómica (TAC) para valorar las lesiones estructurales asociadas a la endocarditis. Esta patología se describe como una infección del endocardio (recubrimiento de las válvulas y cavidades cardíacas) y es considerada como una enfermedad grave y de mal pronóstico. La mortalidad por endocarditis no se ha modificado en los últimos 30 años a pesar de los avances en su diagnóstico y tratamiento.

El Dr. Santiago Aguadé, responsable del Área Cardiológica de la Unidad de Medicina Nuclear sobre el PET-TC Cardíaco de Creu Blanca, explica qué avances supone el PET-TC cardíaco: “Con una sensibilidad diagnóstica de entre 91-97%, esta técnica híbrida se ha convertido en una herramienta de diagnóstico útil en la sospecha de endocarditis infecciosa de pacientes con válvulas protésicas o dispositivos”.

La endocarditis se produce cuando los gérmenes se propagan a través del torrente sanguíneo y se adhieren al corazón. Existen muchos modos de contraer esta enfermedad y alrededor del 20% de los pacientes con endocarditis infecciosa son portadores de válvulas cardíacas protésicas y/o dispositivos intracardiacos, los cuales constituyen un factor predisponente para la infección, convirtiendo a estos pacientes en un grupo especial de población, con un perfil epidemiológico diferente y con una mayor mortalidad.

En países desarrollados, la incidencia de la endocarditis varía entre 1,5 y 6,2 casos por 100.000 habitantes cada año. Es 2 o 3 veces más frecuente en hombres que en mujeres, estadísticas que no han variado en los últimos 50 años.

El PET-TC cardíaco con frenación de la captación miocárdica, además de identificar la endocarditis infecciosa, se indica para estudios de la sarcoidosis cardíaca o la miocarditis, y si se incentiva la captación miocárdica, para la evaluación de la viabilidad miocárdica, siendo la técnica más sensible para ello.