La cooperativa de supermercados Covirán ha reforzado en los últimos años su compromiso con la protección y el uso eficiente de los recursos naturales. Si hay un tema que pone de relieve la necesidad de compatibilizar la mejora de la competitividad con el respeto al medi ambiente, este es el cambio climático, por ello, la Cooperativa es, desde 2011, firmante de la red nacional del Pacto Mundial de las Naciones Unidas trabajando en respetar y mejorar el entorno donde se establece con medidas recogidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Covirán está dando importantes pasos en la integración de la economía circular, implantando aquellos procesos innovadores y eficientes en el uso de recursos con un menor impacto medioambiental. La óptima gestión de residuos, la eficiencia energética, la renovación constante de la flota de vehículos propios y externos, las mejoras en las instalaciones, la disminución del consumo de agua y la reducción del desperdicio alimentario son algunas de las grandes acciones de la Cooperativa.

Y uno de los grandes retos de la sociedad es, sin duda, la reducción del consumo de plástico. En Covirán se han incorporado diferentes formatos de bolsas en los supermercados; en el año 2011 se lanzó una exclusiva colección de bolsas de rafia con el nombre ‘El arte de comprar’. A ellas se sumaron en 2018 tres tipos de bolsas de material bio-compostable, fabricadas a partir de materiales vegetales renovables. Y las más recientes, en este año, se ofrecen a los clientes bolsas de papel, sumándolas en el proceso de concienciación para reducir el consumo de bolsas de plástico.

Covirán se ha centrado en buscar la eficiencia y el ahorro de plástico a través de diversas medidas. Destaca el ahorro de film que cubre los palets de mercancía en sus plataformas logísticas con un nuevo proyecto que ha logrado ahorrar en 2018 un 30% el consumo de plástico. En total, los kilos reducidos de film en las plataformas de distribución de Covirán han sido de 17.245.