En 2019 se reciclaron más de mil toneladas de cartón, plástico y palets, se redujo un 10% el consumo energético en las instalaciones, y un 1,9% el de agua

Covirán ha proseguido en 2019 la senda de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente de su modelo de negocio, con la reducción de emisiones, la mejora de la eficiencia energética, la optimización de recursos y el aprovechamiento de los residuos.

La presidenta de Covirán, Patro Contreras, ha destacado que el esfuerzo inversor de la Cooperativa y sus Socios “se ha dirigido a modernizar las instalaciones”, lo que además de contribuir a la rentabilidad de los supermercados, permite reducir la huella ecológica de Covirán.

Estas inversiones han ido acompañadas de la recogida selectiva de residuos, la disminución en el consumo deagua, plástico y papel, así como la optimización de la red logística.

“Los datos confirman el compromiso creciente de Socios y trabajadores de Covirán por la adecuada gestión de los residuos, siguiendo el modelo de economía circular que busca la eficiencia del uso de los recursos y el ahorro de costes”, ha subrayado Contreras.

Más reciclaje y eficiencia energética

En 2019 se reciclaron un total de 1.006 toneladas de residuos no peligrosos (cartón, plástico y palets), 67,7 toneladas más que el año anterior, y se reutilizaron 600 kilos de peligrosos (baterías y aceite).

Gracias a la inversión destinada a equipos de climatización se ha reducido un 10% el consumo eléctrico de las instalaciones de Covirán.

De igual modo, se ha logrado bajar un 4% el consumo energético de las Instalaciones frigoríficas tras la decisión de utilizar refrigerantes con bajo PCA (Potencial Calentamiento Atmosférico) y refrigerantes naturales.

Importante ahorro de agua

Desde 2016 se ha acentuado la política de ahorro del consumo de agua en la red de plataformas logísticas, logrando en cuatro años un descenso acumulado del 25.10%, un ahorro que se sitúa en el 33% si se incluyen las mejoras en economizadores de agua, instalación de cisternas de descarga reducida y formación sobre uso y consumo responsable.

El plan tuvo especial incidencia en 2016 cuando se adoptaron importantes medidas que permitieron reducir el consumo un 17%, tendencia que se ha mantenido de forma gradual en los siguientes años: un 4% en 2017, 2.5% en 2018 y un 1,6% en 2019.

Menos plástico

Covirán trabaja desde hace años en distintas iniciativas para reducir al máximo el consumo de plástico, tanto en tiendas como en la red de plataformas logísticas.

Solo en film plástico, imprescindible para sellar los alimentos que se transportan en palets, se utilizaron en 2019 en torno a 5 toneladas menos que en el año anterior (-4,34%).

En los puntos de venta, Covirán lanzó bolsas de malla reutilizables para frutas y verduras. También se puso en marcha la campaña ‘Tráete tus bolsas de casa y dales una nueva vida’, un proyecto colaborativo con los clientes que se inició en el supermercado La Ilusión de Granada para alargar el uso de las bolsas de plástico (hasta en 15 ocasiones). 

Otra de las opciones que se ofrece a los clientes, en un número cada vez mayor de supermercados, es el uso de bolsas de papel en dispensadores de venta a granel, una propuesta más sostenible que prescinde del envoltorio de plástico.

Más digitalización y menos papel

En 2019 se intensificaron los trabajos de digitalización en todas las oficinas para reducir el consumo de papel, con la consiguiente mejora en la eficiencia de la gestión y el ahorro en folios e impresoras. Esta medida se ha complementado con campañas de sensibilización dirigidas a los empleados y socios para evitar, en la medida de lo posible, el uso de papel.

Covirán también redujo en el último año el número de impresiones de los folletos promocionales: de 1,35 millones de ejemplares se ha pasado a 980.000, más del 30% por cada tirada. Para compensar la disminución de folletos, se han habilitado más pantallas digitales y se ha potenciado el servicio a través del móvil y la página web.

Gran parte del ahorro en papel tiene su origen en la eliminación del buzoneo en buena parte de los municipios donde opera Covirán.

Otras actuaciones

La posibilidad de realizar un seguimiento y control del proceso de reparto y entrega de pedidos que realiza la flota de vehículos de Covirán ha contribuido a reducir de forma importante las emisiones de CO2 y los costes de combustible. Los avances tecnológicos han revolucionado su red logística, que ha incorporado en todo el transporte un programa telemático de Webfleet Solutions para aumentar la eficiencia, ganar en productividad y ahorrar costes.

De forma paralela, las plataformas logísticas han buscado la manera de optimizar mejor la carga en los palets y vehículos para aprovechar al máximo el espacio y realizar menos viajes. Se ha conseguido que cada palet tenga un 16% más de carga, garantizando la estabilidad del material transportado. Esta medida ha repercutido positivamente en la eficiencia energética y en el cuidado de medio ambiente.

De igual modo, Covirán inició en 2019 una experiencia piloto en Bilbao, en colaboración con un operador logístico, para compartir la carga en vehículos de reparto y anticipar la entrega de mercancías. Este modelo de cooperación reduce el número de vehículos en la carretera y, por tanto, disminuye el impacto medioambiental.