Yemen ya vivía la peor crisis humanitaria del planeta antes de la pandemia

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alertó en un comunicado de que el número de personas que sufren “inseguridad alimentaria aguda” aumentará de dos millones a más de tres millones en los próximos seis meses.

El conflicto armado, el deterioro de la economía, el impacto de la COVID-19 en el acceso a los alimentos, la plaga de langostas que afecta al país y las lluvias torrenciales se han unido para provocar una mayor escasez de comida.

Según la FAO, de aquí a finales de 2020 el 40% de la población sufrirá “altos niveles de inseguridad alimentaria aguda“, incluso si se mantiene la asistencia humanitaria.

 La coordinadora humanitaria dijo que hace 18 meses consiguieron evitar una hambruna gracias a que recibieron “generosas contribuciones”. Ahora, si no reciben fondos no podrán volver a hacer lo mismo.