La pandemia del nuevo coronavirus está ganando terreno en África, donde Senegal, Costa de Marfil, Sierra Leona y la República Democrática del Congo decretaron el estado de emergencia, mientras Sudáfrica se prepara para el confinamiento. 

El continente africano se había librado hasta hace poco de la pandemia, con 1.800 casos y cerca de 60 muertos, frente a los más de 400.0000 infectados y 18.000 fallecidos en el mundo, según un balance realizado con base en fuentes oficiales el martes.

Pero la precariedad de los sistemas de salud de los países africanos hace temer lo peor.

El primer ministro etíope, Abiy Ahmed, llamó al G20 a apoyar a las economías africanas reduciendo su deuda y preparando un plan de ayuda financiera de emergencia de 150.000 millones de dólares.

(fuente: DW)