Según el último recuento de la estadounidense Universidad Johns Hopkins, a escala mundial, el virus ha contagiado a 3.846.949 personas y se ha cobrado 269.584 vidas en todo el planeta

Estados Unidos es el país con mayor cantidad de casos confirmados en el mundo con 1.256.972, seguido por España con 221.447, Italia con 215.858, Reino Unido con 207.977, Rusia con 177.160, Francia con 174.918 y Alemania con 169.430.

En América Latina y el Caribe, Brasil encabeza la lista de contagios con 135.773 casos positivos, seguido por Perú con 58.526, Ecuador con 30.298, México con 29.616, Chile con 24.581, Colombia con 9.456 y República Dominicana con 9.095. A estos países le sigue Panamá con 7.868 y Argentina con 5.371.

Bolivia sigue la lista latinoamericana con 2.081 pacientes, luego Cuba con 1.729, Honduras con 1.685, Guatemala con 832 y Costa Rica con 765.

El registro incluye a El Salvador con 695, Uruguay con 684, Jamaica con 488, Paraguay con 462 y  Venezuela con 381.

Asimismo, Haití tiene 129, Trinidad y Tobago tiene 116 casos, Guyana tiene 93, Bahamas tiene 92, Barbados tiene 82, Antigua y Barbuda tiene 25 y Granada con 21.

La lista sigue con Belice y Santa Lucía con 18 cada uno, San Vicente y Granadinas con 17, Dominica y Nicaragua con 16 cada uno, San Kitts y Nevis con 15 y Surinam con 10 pacientes.

Francia avanza hacia la desescalada con un plan dividido por regiones. A la hora de establecer la estrategia del Gobierno francés, el Primer Ministro Edouard Philippe ha dividido el país en dos: las zonas rojas son las áreas en las que hay un elevado nivel de infección y las verdes son las zonas de menor infección por coronavirus.

En Italia, los gobernadores regionales han reclamado al primer ministro, Giuseppe Conte, que se dé vía libre a la apertura de los comercios a partir del próximo lunes 11 de mayo y que, una vez expire la actual orden ejecutiva el 18 de mayo, sean las regiones las que tengan la potestad sobre las medidas que se levantan.

En el Reino Unido, la oficina del primer ministro, Boris Johnson, ha señalado además que las medidas de desescalada serán adoptadas “con la máxima cautela”, mientras que Escocia, Gales e Irlanda del Norte tienen autoridad para aplicarlas a un ritmo diferente.