La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha participado en la reunión de ministros de Defensa de la OTAN, celebrada entre ayer y hoy en la sede de la Alianza en Bruselas, donde ha destacado el gran esfuerzo realizado por todos los Estados miembros por incrementar la inversión en Defensa.

Cospedal ha señalado que “la defensa es algo colectivo y no podemos defendernos individualmente y necesitamos de nuestros aliados para  la defensa colectiva y para la disuasión”. Además, ha destacado que “la inversión que España necesita en Defensa es una obligación con los ciudadanos”.

En relación con el presupuesto compartido, la ministra de Defensa ha mencionado que el pasado mes de diciembre se envió a la OTAN un documento con el compromiso presupuestario español en materia de Defensa hasta el año 2024, en el que se recoge el esfuerzo español en esta materia, recalcando que dicho esfuerzo se hará respetando los objetivos marcados a España en materia de déficit. Todo ello “para conseguir que nuestras fuerzas armadas estén mejor preparadas y se sientan seguras a la hora de poder realizar la funciones de defensa de los españoles y sus socios y aliados que les son encomendadas”.

La ministra ha defendido que el presupuesto español es independiente de las recomendaciones de la Alianza. Cospedal ha recalcado que el objetivo de ese esfuerzo es para mejorar la seguridad de nuestras fuerzas armadas por los nuevos retos y amenazas a las que tienen que hacer frente y debido al desfase que tienen algunos programas de armamento que ya están muy obsoletos y que datan de principios de los años noventa

En relación a la apertura de la OTAN hacia las nuevas amenazas que vienen del Sur, Cospedal ha destacado el papel fundamental de España para trasladar a la Alianza que no solo se debe fijar su atención en el Norte y el Este y ha manifestado su satisfacción por el contenido del documento presentado por el secretario general de la Alianza con respecto a este asunto de gran importancia para España.