Brasil tiene 50.000 casos diarios

Más de 20 millones de casos del nuevo coronavirus fueron oficialmente contabilizados en el mundo, más de la mitad de los cuales en América, según un recuento de la AFP realizado este lunes a las 22:15 GMT en base a fuentes oficiales.

América Latina y el Caribe, la región del mundo más afectada en número de casos (5.601.470) y de decesos (221.281), continúa registrando un avance rápido de la pandemia, con 576.583 nuevas infecciones declaradas en los siete últimos días. Le siguen Asia (495.663), Canadá y Estados Unidos (379.017), Europa (153.879), África (89.644), Oriente Medio (74.588) y Oceanía (3.372).

En total, por detrás de América Latina, en Canadá y Estados Unidos se declararon 5.195.417 casos, incluyendo 172.300 decesos, por delante de Asia (3.493.026, 72.486), Europa (3.374.166, 213.484) y Oriente Medio (1.257.417, 30.363). 

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó este lunes que hay dos elementos esenciales para hacer frente a la pandemia de manera eficaz: “los líderes deben redoblar sus esfuerzos para tomar decisiones y los ciudadanos deben aceptar las nuevas medidas”.

Unas disposiciones que, por ejemplo, funcionaron en Nueva Zelanda, donde el pasado fin de semana celebraron cien días sin transmisión comunitaria, explicó el doctor Tedros Adhanom Gebreyesus durante la rueda de prensa bisemanal en Ginebra para analizar la situación de la pandemia.

Justamente un caso opuesto al de Brasil, respecto al cual el doctor Mike Ryan, director de los programas de emergencia de la Organización, explicó que se producen entre 50.000 y 60.000 casos de COVID-19 por día y la enfermedad sigue extendiéndose activamente por todo el país.

Los indicadores sobre la enfermedad en el país carioca señalan que continúa la trasmisión comunitaria y una alta presión sobre el sistema sanitario.

“En Brasil se mantiene un nivel de epidemia muy alto. La curva es un poco plana pero no está bajando y el sistema está sometido a una gran presión. Y, con todo respeto, en una situación como esa, la hidroxicloroquina no es una solución ni una fórmula mágica”, agregó Ryan.