Según los datos recabados por la Universidad Johns Hopkins

El centro ha apuntado a través de su página web que durante las últimas 24 horas se han detectado 443.427 casos y 11.971 fallecidos a nivel mundial, lo que sitúa los totales en 112.554.307 y 2.497.814, respectivamente, mientras que 63.518.609 personas se han recuperado hasta la fecha de la COVID-19.

Estados Unidos continúa como el país más golpeado en cifras totales, con 28.334.981 casos y 505.890 muertos, tras convertirse el lunes en el primer país del mundo que supera el umbral del medio millón de decesos a causa del coronavirus.

Por detrás figuran India, con 11.046.914 casos y 156.705 fallecidos, y Brasil, con 10.324.463 y 249.957, respectivamente. México es el tercer país en número de fallecidos, con 182.815, si bien figura en decimotercer puesto en número de contagios.

Reino Unido y Rusia se encuentran por encima de los cuatro millones de casos, mientras que entre los tres y los cuatro millones están Francia y España. En la horquilla entre los dos y los tres millones están Italia, Turquía, Alemania, Colombia, Argentina y México.

Más restricciones en Europa ante el repunte de la pandemia

Francia echa el cierre a Dunkerque durante el fin de semana. Esta ciudad portuaria del norte del país registra una tasa de infección por COVID-19 nueve veces superior a la media nacional. Una medida similar se había adoptado ya en la otra esquina del país, en la Costa Azul, y estará en vigor al menos durante los dos próximos fines de semana. La variante británica del coronavirus está detrás del preocupante aumento de los contagios .

Suecia también está tomando medidas restrictivas. El Gobierno, muy poco intervencionista durante la pandemia, está reduciendo los horarios de apertura de restaurantes, bares y cafés, y el número de personas permitidas en las tiendas con el objetivo de evitar o frenar una tercera oleada de la COVID-19.

El Senado de Italia aprobó este miércoles con 235 votos a favor y 23 en contra una resolución que apoya el nuevo Decreto de la Presidencia del Consejo de Ministros, que extenderá las restricciones para controlar la pandemia hasta después de Semana Santa. El ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, ha asegurado este miércoles ante la Cámara Alta que “no hay otro camino que el de la unidad” en una intervención recogida por el diario local ‘La Repubblica’. El nuevo decreto entrará en vigor el próximo 6 de marzo y estará en vigor hasta el 6 de abril. Durante este periodo, Speranza ha señalado que la prioridad será la vacunación y que el Ejecutivo italiano está presionando junto a otros países a las empresas para recibir más dosis.