Corea del Sur reportó 86 nuevos casos de coronavirus y superó los 10.000 contagiados, aunque el sistema desplegado por el país asiático para controlar la propagación del patógeno ha permitido que casi el 60%  de los infectados se hayan curado.