Tras un día de especulaciones, Piongyang ha confirmado que se lanzó desde un submarino, en un comunicado en el que califica el ensayo de “logro importante” frente a las amenazas de “fuerzas externas”.